Diente astillado: causas, tratamiento y recuperación

26/08/2020

 

Una de las lesiones dentales más comunes es el diente astillado. En la mayoría de los casos no producen un dolor significante, pero pueden transformarse en algo más que una simple imperfección cosmética. Una vez que el esmalte del diente se lesiona, el daño puede expandirse si no recibe el tratamiento adecuado.Por eso, aunque no se lo considera una emergencia, mientras antes recibas tratamiento, mayores serán las posibilidades de prevenir cualquier problema dental. La recuperación es generalmente rápida una vez que el procedimiento dental ha sido realizado.

 

Causas


El diente puede astillarse por numerosas razones. Algunas de ellas son:

 

- Morder alimentos duros, como hielo o caramelos.
- Caídas o accidentes que impliquen un traumatismo en la boca.
- Traumatismos en deportes de contacto, con ausencia de protector bucal.
- Rechinar los dientes cuando se duerme.

 

También, existen algunos factores de riesgo. En este sentido, es lógico que un diente débil sea más propenso a astillarse que uno fuerte. Algunas cuestiones que reducen la fuerza de un diente son:

Caries, que comprometen el esmalte. También, cuando se trata la caries y se realiza un empaste demasiado grande, puede favorecer el debilitamiento el diente.

 

Cuando se padece de bruxismo, generalmente producido por estrés puede debilitar el esmalte.
Comer demasiados alimentos ácidos, como jugos de frutas, café o comidas picantes; puede debilitar el esmalte y dejar la superficie del diente expuesta.
La acidez estomacal o el reflujo ácido, dos condiciones digestivas; pueden hacer que el ácido suba a la boca y produzcan daño en el esmalte de los dientes.
Algunos desórdenes alimenticios o el exceso de alcohol pueden causar vómitos frecuentes, lo que genera ácido que termina dañando el esmalte.
El azúcar produce bacterias en la boca, que pueden atacar el esmalte.
Por último, el esmalte dental se desgasta con el tiempo, y a partir de los 50 años de edad el riesgo de tener un esmalte débil incrementa.

 

¿Qué dientes están en riesgo?
Cualquier diente débil está en riesgo. Sin embargo, un estudio demuestra que los segundos molares inferiores (probablemente los que más fuerza hacen al masticar), y los dientes con relleno; son más propensos a astillarse.

Fuera de ello, es importante resaltar que cualquier diente es propenso a astillarse.
Síntomas de un diente astillado
Si la lesión en el diente es menor y no está en la parte frontal de la boca, es posible que la persona no se dé cuenta. Sin embargo, cuando sí aparecen síntomas, pueden incluir:

Sentir una superficie irregular cuando pasa la lengua sobre el diente.
Irritación de la encía que rodea al diente astillado.
Irritación de la lengua por el roce con el borde irregular y áspero del diente.
Dolor por la presión que recibe el diente al morder, que puede ser intenso si la lesión está cerca de los nervios del diente.

 

Complicaciones de un diente astillado
Cuando la lesión es tan extensa que comienza a afectar la raíz de tu diente, puede producirse una infección. El tratamiento generalmente incluye una endodoncia. Aquí hay algunos síntomas de ese tipo de infección:

Dolor al comer.
Sensibilidad al frío y al calor.
Fiebre.
Mal aliento o sabor amargo en la boca.
Glándulas/ganglios inflamados en la zona del cuello o la mandíbula.
Diagnóstico y tratamiento de los dientes astillados
Diente astillado - Odontólogo y pacienteEl profesional podrá hacer un diagnóstico visual, teniendo en cuenta los síntomas y preguntando sobre los eventos que pueden haber causado la lesión.

Existen diversos tratamientos, y siempre varían de acuerdo a cada caso en particular. El tratamiento generalmente depende de de la ubicación del diente astillado, la gravedad y los síntomas.
A menos que la lesión esté causando un dolor severo, o interfiriendo a la hora de comer y dormir; no se trata de una emergencia médica. Sin embargo, es importante sacar una cita con el odontólogo lo antes posible, para evitar cualquier infección o daño futuro al diente.

Una lesión menor generalmente puede tratarse alisando y puliendo el diente. Para casos más extensos, el odontólogo puede recomendar lo siguiente:

Reinserción dental
Cuando ocurre un fuerte traumatismo, es posible que pierdas una parte del diente. Si aún la tienes contigo, colócala en un vaso de leche para mantenerla húmeda. El calcio ayudará a que el diente se mantenga “vivo”. Si no tienes un vaso de leche, puedes ponerlo debajo de la lengua.

Es importante visitar al dentista rápidamente. Es probable que puedan volver a pegar el fragmento al diente.

Bonding (adhesivo) dental
Un material de resina compuesta (plástica) o porcelana (capas de cerámica), es cementada en la superficie del diente, y adaptada a su forma.
La luz ultravioleta es usadas para endurecer y secar el material. Luego del secado, se realizan más maniobras para darle forma, y que el material pueda encajar perfectamente en el diente.

Estos adhesivos pueden durar hasta diez años.

Carillas de porcelana
Antes de colocar una carilla, el dentista alisará parte del esmalte del diente, para hacer lugar. Por lo general, se quita menos de un milímetro.

El odontólogo hará una impresión del diente y la enviará a un laboratorio para crear la carilla. Mientras tanto, se puede usar una carilla temporal. Cuando la carilla permanente está lista, el dentista la pegará al diente.

Gracias a la durabilidad del material, las carillas pueden durar hasta 30 años.

Incrustaciones estéticas (onlays dentales)
Si la lesión sólo afecta una parte de tu diente, tu odontólogo puede sugerir realizar una incrustación estética, la cual generalmente se aplica en la superficie de los morales.

Si el daño al diente es significativo, el dentista puede recomendar una corona dental completa. En algunos casos, quizá recibas anestesia. Esto es importante para que el dentista pueda trabajar en tu diente y asegurarse de hacer el espacio necesario para la incrustación.
En muchos casos, el odontólogo realizará un molde de tu diente y lo enviará al laboratorio para crear la incrustación. Una vez que la tengan, la encajarán al diente y luego la cementarán.

Con los avances tecnológicos, hay casos donde es posible hacer todo en un día.

Los onlays dentales pueden durar por décadas, pero siempre depende de si la persona come muchos alimentos que causan desgaste en la incrustación, y qué diente fue afectado. Por ejemplo, uno que ejerce mucha presión al masticar, como un molar, se desgastará más fácilmente.


Autocuidado para un diente astillado
Como dijimos desde un principio, es fundamental visitar a un odontólogo para que repare el diente astillado. Sin embargo, existen algunas medidas que puedes tomar para cuidar la lesión mientras tanto. Aquí algunos consejos:

Coloca relleno dental, una bolsita de té, un chicle sin azúcar o cera dental sobre el borde irregular del diente; para proteger la lengua y las encías.
Toma antiinflamatorios como ibuprofeno si tienes mucho dolor.
Coloca hielo en el exterior de tu mejilla, si el diente astillado está causando irritación en el área.
Utiliza hilo dental para remover los alimentos atrapados entre tus dientes, que pueden causar todavía más presión al diente astillado cuando masticas.
Evita masticar con el diente astillado.
Utiliza protector bucal cuando practiques deporte, o por la noche si sueles rechinar los dientes.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Llevas férula o aparato? Secretos para una limpieza perfecta

27/03/2020

1/8
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter
dental global

916 80 66 06

 654 605 415

Calle San Roque 2, Leganés, 28912

De L a V de 10:00 - 14:00; 16:00 - 20:30

info@dentalglobal.es

Diseño  www.dacex.es

© 2020 dental global